Carriles de Cargas Pesadas.

Desarrollamos carriles de acero microaleado y cabeza endurecida


Carriles de Cargas Pesadas


Carril de cargas pesadas: Propiedades tecnológicas


Los resultados poco satisfactorios de los carriles de acero al carbono-manganeso en los puntos de las líneas férreas donde las condiciones de servicio son extremadamente severas (curvas de pequeño radio, cargas por eje superiores a 30 toneladas, etc.), han impulsado el desarrollo de nuevos carriles con características mecánicas superiores.


Carril de Cabeza Endurecida


ArcelorMittal América (Steelton) y ArcelorMittal Europa - Productos Largos (Gijón) disponen de un sistema de endurecimiento de la cabeza del carril (Head Hardening, HH) integrado en el tren de laminación mediante enfriamiento controlado con chorros de agua. Esta tecnología avanzada ha permitido producir ya más de un millón de toneladas de rail de alta calidad con cabeza endurecida.

Construido originalmente en 1994, el actual sistema de endurecimiento de la cabeza del carril es fruto de la evolución tecnológica. Este método de enfriamiento, basado en un minucioso diseño que ha sido matemáticamente probado y sometido a pruebas industriales en condiciones reales de fabricación, es una aplicación de demostrada eficacia y un ejemplo representativo de la calidad que ArcelorMittal aporta a la industria siderúrgica.

Este sistema utiliza chorros de agua controlados para disipar el calor del acero en etapas sucesivas a fin de obtener una estructura totalmente perlítica y perfectamente ajustada a las propiedades metalúrgicas de este tipo de carril. Las temperaturas de entrada y salida determinan el rango óptimo para asegurar una estructura totalmente perlítica a lo largo de todo el carril.

Asimismo, la utilización de calor latente generado en la laminación posibilita reducir el consumo de energía de este proceso. Al estar integrado en la línea de fabricación, el sistema de endurecimiento de la cabeza del carril conlleva mínimos requisitos de manipulación. Además, esto proporciona una mayor flexibilidad de cara a futuras modificaciones del proceso de fabricación como, por ejemplo, la producción de carriles de mayor longitud.

ArcelorMittal, basándose en la experiencia de haber fabricado más de un millón y medio de toneladas de carril de cabeza endurecida en su planta de Steelton (estándar Arema) y Carriles de cabeza endurecida en Gijón, con carriles de hasta 75 metros en todas las normativas (Euronorma, Arema, UIC, Estándares en Australia, India, etc.).

En conclusión, la inversión realizada por ArcelorMittal en este proceso de endurecimiento de cabeza de carril mediante enfriamiento con chorros de agua, diseñado para optimizar las propiedades del carril, ha supuesto una mejora global de las prestaciones del producto y permite dar respuesta a los retos presentes y futuros de la industria del ferrocarril. La posibilidad de obtener de forma eficiente una zona endurecida profunda en cada carril fabricado es un factor primordial a la hora de considerar posibles incrementos futuros de las cargas por eje y de los tonelajes transportados en las infraestructuras ferroviarias consiguiendo valores de dureza superiores a 380 en la escala Brinell. Tanto si los carriles se utilizan para el transporte de pasajeros como si se destinan al transporte de mercancías, la seguridad constituye en todo momento la máxima prioridad para ArcelorMittal donde resulta esencial fabricar productos de la máxima calidad y con la mayor vida útil posible.